Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Oliver Pollak (mimo)

Oliver Pollak (foto de archivo)

mcd = mimo corporal dramático

Radim Vizvary: 1) ¿Cómo o cuál fue tu primer impulso para hacer Mimo Corporal?

Oliver Pollak: Cuando estudiaba en el estudio de Marcel Marceau en París, el mcd era parte de la formación allí, impartida por Corinne Soum. Inmediatamente me sentí mucho más atraído por esta forma de arte (y mostré más talento) que por la ilusión mímica de Marceau, por lo que pronto también visité las clases nocturnas de Steven Wasson y Corinne Soum para practicar mcd, en París. Cuando supe que los dos se mudarían a Londres para abrir una escuela adecuada al mcd. Pronto me di cuenta de que eso es lo que preferiría aprender. Por lo tanto, terminé en la escuela de Marceau después de solo un año, para mudarme a Londres, y sí, efectivamente me quedé con Corinne y Steve durante 6 años en la escuela, el curso de posgrado y su compañía «théâtre de l’Ange Fou«.

2) ¿Qué es esta técnica especial o única de mimo para ti?

En primer lugar, es una técnica de movimiento que abarca todo, muy sistemática y altamente precisa. Es muy convincente, ya que es muy lógica, casi matemática, y es bastante desafiante, ya que requiere mucho entrenamiento, repetición, dedicación, y rigor. Por otro lado, es algo universal, que abre puertas a muchos estilos de actuación. Realmente es una técnica (que la de Marceau no es) y un estilo (que te puede gustar o no). Su técnica es como letras no codificadas de un alfabeto de movimiento… (mientras que Marceau enseñó movimientos codificados (y no una técnica en sí misma), que representan lo que sería la mejor presentación de una determinada emoción o circunstancias) …que – si tiene algo que decir- le dará un idioma para hacerlo. Como el mcd no se preocupa mucho por simples objetos y circunstancias de nuestra vida «real», apunta a ser una vida más «real» que la nuestra, la vida interior de los seres espirituales.

3) ¿Cómo puedes describir el estilo de Decroux?

¡¿Su estilo, no el estilo del mcd?! Bueno, su estilo, sus piezas, diría, que a menudo son un poco complicadas, difíciles de entender. Siempre tienen una belleza excepcional cuando las miras, pero a menudo son difíciles de leer. Del hecho que ellos no quieren ser danza (donde la «comprensión» juega un papel menor), sino teatro sin palabras, a menudo dejan al público confundido en cuanto a su mensaje y significado. Decroux casi siempre basó sus piezas en una representación sobre algo sobrenatural de un humano, rara vez en un personaje o personalidad claramente definidos. A menudo, especialmente mirando desde nuestra época, sus piezas pierden cierto «golpe», sucede a menudo como si uno estuviera mirando a esos artistas a través de un velo. Parecen distantes, remotos, de un mundo trascendental, más allá de los problemas y circunstancias de los humanos «mortales». Hoy en día, la mayor parte de lo que ha hecho parece anticuado. Lo que no es sorprendente. Sin embargo, tienen una cualidad atemporal, que sobrevivirá a todas las modas. A menudo sus piezas las encuentro calmadas y sinceras de una manera tierna, en comparación con todo el alboroto que se puede ver hoy en día en escena.

4) ¿Cómo puedes describir el estilo de Marceau?

En primer lugar, ¡Marceau fue el mimo más grande y exitoso de nuestra era! ¿Su estilo? ¿Te refieres a su estilo personal? Bueno, tienes dos tipos: sus mimodramas (solo o en grupo) y su «Bip«. Bueno, es pantomima en su mejor expresión. Divertido, entretenido, directo, abordable, accessible, lírico.

5) ¿Sientes diferencias entre el estilo de Decroux y el de Marceau y por qué?

Si, grandes diferencias. Por ejemplo: En ambas técnicas podrías hacer que alguien tire de algo con una cuerda. En el estilo de Marceau, lo más interesante es: Lo que está al final de la cuerda. En el mcd, lo más interesante es cómo se mueve ese cuerpo. Diría que la ilusión mímica es objetiva, y a menudo requiere objetos ilusorios para contar una historia. Representa el mundo visible. En cambio, el mcd es más subjetivo, quiere hacer visible lo que es invisible: Emociones, o sentimientos. Por lo tanto, el estilo de Marceau es más narrativo, y el mcd es más contextual. Las historias contadas en estilo de Marceau tienden a ser más mundanas, historias cotidianas. Las del mcd son, de largo, mucho más estilizada y por lo tanto abstracta. A menudo, para mí, ver una historia a través de pantomima tiene mucho que ver con la comprensión, con lo que está sucediendo. Las historias  de mcd tratan sobre el sentimiento, sobre cuál es el significado, el significado interno.

6) ¿Dónde ves las fronteras entre el Mimo Corporal y el Mimo Imaginario?

Apenas existe una frontera. Son bastante diferentes. Comparten el amor por la magia del silencio y la reducción al intérprete, ambos actúan sin palabras, a menudo con poco fijación en el vestuario y la escenografía. Pero eso es todo lo que tienen en común. El mcd tiene algunos aspectos de la ilusión mímica, pero son menores y no coinciden en su objetivo final. El mimo imaginario rara vez toca el terreno del mcd. Sólo entonces, cuando la ilusión no significa reemplazar el objeto presente de otra forma, sino representar cosas más allá de las palabras y la forma: sentimientos, emociones, o pensamientos. Nada de lo que hace Marceau se acerca al mcd. A los intérpretes del mcd no les importaría mucho crear ilusiones para contar su «historia». Así que no, apenas se tocan.

7) ¿Puedes describir tu método de enseñanza?

Eso depende en gran medida de a quién estoy enseñando y por cuánto tiempo. Asumamos las mejores condiciones posibles: enseñar a los estudiantes a) intensamente, b) durante un largo período, y c) a quién quiere convertirse en profesional. Entonces mi enseñanza es doble: por un lado, trato de enseñar tan fielmente como me han enseñado mis maestros (Steve y Corinne), lo que significa que trato de enseñar los 4 aspectos: la técnica, el repertorio, la improvisación y la composición. (¡Es sorprendente cuántas personas enseñan mcd, sin embargo, muchas solo enseñan la técnica, y la técnica es una mínima parte!). La técnica contiene los aspectos escultóricos, lo que significa aislamiento y recomposición de diferentes movimientos / partes del cuerpo, la forma, por así decirlo (esto es lo más simple. Decroux, desde el punto de vista de muchos, se reduce falsamente a esto, ya que es lo más llamativo), luego la rítmica, por la que esas formas se mueven o cambian, los músculos de esta técnica, por así decirlo, luego – el corazón del mcd: los contrapesos (difíciles de enseñar, y a menudo mal entendidos; sin embargo, para mí, el núcleo del mcd) y luego las 4 diferentes categorías de estilización en  el mcd (homme de sport, homme de salon, homme de songe, stature mobile). El repertorio son pequeñas secuencias de movimiento (llamadas figuras, de como máximo 1 minuto), así como piezas (de 2 a 15 minutos), transmitidas de generación en generación, que enseñan la utilidad del mcd. Esto es para mostrar el estilo de mcd, como lo imaginó Decroux, que de ninguna manera es la única forma de realizar mcd según mi creencia. Las improvisaciones son muy importantes para que un estudiante aprenda, ya que no solo está aprendiendo un vocabulario de movimiento, sino también cómo articular su propia visión con la ayuda de este «alfabeto». Sin embargo, lo mismo ocurre con la Composición. Aquí está el énfasis de crear una perfección repetible.

Por otro lado, hay bastantes aspectos al estar en el escenario y actuar, que el mcd apenas cumple. Lo que más echo en falta es la obra, es decir, las condiciones básicas que se necesitan para estar en el escenario. Y eso es actuar y tomar conciencia. El mcd puede resultar en algunos momentos aburrido, intimidante, restrictivo. Así que pongo mucho énfasis en hacer que los estudiantes se muevan, solo por diversión, sin pensar en las “reglas” del mcd, y solo entonces, una vez que se alcanza este flujo libre, se ve cómo las «reglas» del mcd, su estilo, su riqueza puede ayudar a dar forma a una presentación significativa a la que pueda dársele vida frente a una audiencia. También encuentro que el rango dinámico, como lo establece el mcd, es algo limitado, y es por eso que comienzo a agregar nuevos términos para nuevas cualidades de movimiento. En la enseñanza, también trato de tener un ojo puesto en el personaje, en la puesta en escena, en la coreografía, en las líneas en el espacio, en la dramaturgia, algunas de las cuales, creo,  el mcd sólo ofrece respuestas limitadas.

Pero, en general, mi forma de enseñar es estricta y precisa, basada en el hacer, en lugar de pensar (como dijo Decroux: Es el cuerpo el que sufre). Sin embargo, siempre trato de hacer espacio para la contemplación, para cuestionar la necesidad de estar en el escenario, para mostrarle a la audiencia lo que uno quiere expresar. En general, pongo mucho énfasis en dar forma a una clase rítmicamente interesante, alternando entre ejercicios repetitivos y muy controlados (frente al espejo) y el juego libre y caótico. Casi como hacer una obra de teatro. Sin embargo, cada clase es nueva, una y otra vez.

8) ¿Puede ser el Mimo Corporal la plataforma para el movimiento moderno del teatro (pantomima, teatro físico,…)? ¿Por qué?

¿Quieres decir como un trampolín para incorporar a otra cosa? Definitivamente: Sí! Puede gustarte o no gustarte el estilo del mcd. Como entrenamiento, el mcd ofrece casi todo lo que un artista necesita para sobrevivir en el escenario: Una técnica bella de movimiento, precisión, estilización, eficiencia en la expresión, redondez, pero no banalidad. Y, según casi todos los estudiantes que tuve: ¡Presencia en el escenario! Así que sí, el mcd puede ser una plataforma perfecta para muchos tipos de artes escénicas. Es mi opinión, que cualquiera que actúe en el escenario (no necesariamente bailarines, sino actores físicos, pantomimos, actores de texto) podría hacerlo bien con el mcd. Depende del intérprete lo que hace de él.

9) Creo que Mimo Corporal es la técnica más sofisticada y un trabajo científico con el cuerpo. ¿Estás de acuerdo y por qué?

No, no estoy de acuerdo. La danza clásica es muy sofisticada. La danza Butoh es muy sofisticada. Algunas grandes personas han investigado el cuerpo y sus posibilidades de movimiento para moverse. Personalmente, incluso creo que, cuando se trata de dinamismo, coreografía, puesta en escena, etc. el mcd a veces carece de respuestas satisfactorias. Pero hablando solo de los estudios sistemáticos de las meras posibilidades de movimiento del cuerpo, entonces sí, no he encontrado nada similar sistemáticamente. También el mcd tiene un conjunto muy sofisticado de estilizaciones, único en su consideración. Y el mcd ofrece algunas excelentes herramientas simplemente para estar presente en el escenario, neutral, vacío y lleno de posibilidades, ninguna de las cuales he encontrado en otra forma de arte.

10) ¿Cuál es hoy el problema del Mimo Corporal?

Parece un hecho, que el mcd todavía hoy, solo juega un papel menor en el mundo del teatro físico. Esto no se debe tanto a su entrenamiento, o a su técnica, sino a una cierta falta de respuesta a preguntas básicas sobre ser un actor en el escenario, en la actuación, en la dramaturgia, etc. El estilo del mcd, el legado de Decroux como autor no parece muy atractivo para los mimos modernos, parece anticuado. Sin embargo, estoy bastante convencido de que el mcd sobrevivirá (hace unos años no estaba seguro), me parece que hoy hemos alcanzado la masa crítica de suficientes estudiantes, académicos y profesionales que han estudiado de una manera bastante profunda esta técnica y forma de arte. Sin embargo, se perderán muchas cosas, especialmente el repertorio. Espero que haya personas para avanzar en esta técnica, para modernizarla. Para mí, el mcd tal y como es, no es un fin en sí mismo. ¡Se puede desarrollar, se debe desarrollar!

11) ¿Cuáles son hoy las influencias del Mimo Corporal en otras formas de movimiento?

Es difícil de decir. Creo que su influencia es mayor de lo que cabría esperar. Hoy en día, debido a las grandes escuelas en Londres, Barcelona y Colonia, muchos magníficos estudiantes corren la voz y conquistan los escenarios del mundo. Solo unos pocos actuarán siguiendo el estilo del mcd, pero cualquiera que haya estudiado el tiempo suficiente (3 años o más) se sentirá profundamente conmovido por lo que aprendió y lo usará de una forma u otra.

12) ¿Para ti, el Mimo Corporal es sólo una técnica o hay también algún tipo de dimensión espiritual?

Muy buena pregunta! Para mí, el mcd definitivamente tiene una dimensión muy espiritual. Sin duda. En primer lugar, algunas piezas del repertorio de Decroux tienen un tema claramente espiritual («La meditación», «El profeta», «San Sebastián», los diversos «Duetos de amor»). Más aún, aprender la técnica y el repertorio requiere mucha repetición, que a veces tiene algo de ritual, casi como un mantra (físico). En tercer lugar: El querer, ya, hacer visible lo invisible (cita de Decroux), lo que significa que encontrar una representación externa de los movimientos internos (sentimientos, pensamientos, etc.) es en sí mismo altamente espiritual. En cuarto lugar, el mcd en el más alto de sus 4 modos de estilización trata de alejarse al máximo de un personaje específico en el escenario, de la individualidad, hacia una representación del hombre mismo (a menudo se muestra lo más desnudo posible, con la cara cubierta, para alejar lo que nos hace individuales). En este estilo se podría decir que la actuación ya no se trata del «pensador» sino del «pensamiento». Quinto: Gran parte del entrenamiento en el mcd se trata solo de estar presente en el escenario: Aquí y ahora. Plenamente consciente. ¿Qué puede ser más espiritual? Y por último: El mcd es lo opuesto a los movimientos codificados (como los conocemos por Marceau), sino que es un lenguaje, letras simples. Depende del intérprete, articularse con él. Por lo tanto, habilita, capacita al actor. Esto es espiritual

Atelier des Mimes es un centro que se encuentra en Berlín (Alemania), basado en un conglomerado de mimos, entrenamiento, investigación y actuación. Hasta ahora el Atelier des Mimes ha producido de uno a dos espectáculos completos por año. Para más información: https://www.mime.berlin/radim-interview/

Traducido por Dani Ginebroza

Share this page!¡Comparta esta página!
FacebooktwittermailFacebooktwittermail
twitterinstagramtwitterinstagram

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies